25 abril, 2018

Problemón en el que se metió Arturo Brizio, debido a una posible situación de racismo en la comisión de arbitraje, donde al silbante Adalid Maganda fue expresamente relegado de sus acciones por “negro”. Además Maganda planteará una demanda por despido injustificado por parte de la comisión.
Brizio argumenta que el silbante se fue por bajo rendimiento, sin embargo Adalid expresó que en una reunión Jorge Gasso y Arturo le aseguraron que el motivo de que no tuviera participación era por “negro” y que mejor se regresar a su pueblo en su lancha.
Veremos en que acaba el desenlace de de la novela que de nuevo pone a Brizio en el ojo del huracán y que de ser cierto no solo perdería el puesto en la comisión de arbitraje, sino que además enfrentaría cargos que lo llevarían a la cárcel y una fuerte sanción economía, “Arturito y Jorgito” comiencen a rezar.