16 octubre, 2018

Pese a que no está al 100% físicamente sano y con problemas en una rodilla, eso no es impedimento para que el mariscal de campo Aaron Rodgers continúe brillando con los Empacadores al guiarlos a un nuevo triunfo por marcador de 33 a 30 sobre los 49ers de San Francisco el juego que dio el cerrojazo a la semana 6 de la NFL.

Y es que el líder de Green Bay aún no se encuentra en óptimas condiciones físicas, pero tal es su capacidad en el emparrillado que saca brillo a sus receptores y corredores y aunque por momentos San Francisco parecía que sacaba provecho a su visita, poco a poco empezó a perder en su estado físico, armas que durante buena parte del juego era su máxima aliada ya que la situación era a la inversa por parte de la línea defensiva de los "cabeza de queso".

Con el empate a 30 puntos y en los últimos segundos del juego el pateador Mason Crosby pudo redimirse del mal juego que dió en la semana 5 y con su patada de los tres puntos para el 33 a 30 definitivo.

Con este triunfo los Empacadores buscan el liderato de la división norte de la NFC, mientras San Francisco deja su marca en un ganado y 5 derrotas ya que sin Jimmy Garoppolo el equipo dejó de tener alma propia.