30 octubre, 2018

No cabe duda que sea la época del año el amor abunda en todo el mundo, y un caso peculiar se dio en un partido que se disputaba en Chile, el Venezolano Eduard Bello anotó y de inmediato se dirigió a las gradas para pedirle a su novia el “te quieres casar conmigo” obvio la damisela no lo esperaba y menos dudo de decirle “si mi amor, acepto” bueno la verdad sabrá Dios cómo le habrá contestado, pero de que dijo que sí, dijo que sí. 

No todo fue miel sobre hojuelas pues una vez concluida la tan conmovedora celebración, el arbitro le sacó tarjeta amarilla por andar de cursi, pero a pesar de eso nadie le quitaba la sonrisa de la cara a mi venezolano Bell