12 marzo, 2019

La Juventus tenía la difícil tarea de remontar un 2-0 en contra frente al duro Atlético de Madrid de Diego Simeone en el partido de ida. En juego no solo estaba la remontada, sino la apuesta de la Juve y de Cristiano Ronaldo por la conquista del título europeo: apelaron al portugués para que les diera la corona esquiva hace dos décadas, pero algo menos que una final podría ser considerado un fracaso.

Cristiano marcó el primero a los 27 minutos de juego, de cabeza. El segundo, el del empate épico, lo anotó a los 49 minutos, de nuevo de cabeza que validaron con tecnología de línea de gol. La serie estaba empatada, los nervios en su máxima expresión.

Luego, después de varias oportunidades desperdiciadas por Mandzukic y Kean, llegó el penalti que lo convirtió CR7, fue el hat-trick de Cristiano y la calificación a cuartos de final. A destacar que las últimas 5 eliminaciones del Atlético de Madrid han sido contra equipos en los que juega Cristiano Ronaldo: el Real Madrid y ahora la Juve. Es el verdugo del Atleti: 25 goles en 33 partido contra el equipo rojiblanco.