21 marzo, 2019

La madrugada del 21 de marzo en Tijuana, Baja California, perdía la vida Pedro Aguayo Ramírez, mejor conocido como El Hijo del Perro Aguayo

Apenas iban seis minutos de pelea. El Hijo del Perro Aguayo, uno de los luchadores con gran linaje en México, recibió una patada que lo estrelló contra la cuerda del cuadrilátero. El golpe le provocó una lesión en las cervicales y después un paro respiratorio. Él estaba inmóvil sobre la lona. Sus rivales siguieron la lucha durante 166 segundos hasta que llegaron los médicos. Allí los gladiadores sobre el cuadrilátero lucían descolocados, no sabían si la lesión iba en serio. Aguayo, de 35 años, no se movió más y ahí acabó todo. Citaba la crónica de El País de España.

Jamás perdió su cabellera. Ganó la máscara y la cabellera del Picudo, rapó al Texano, al Cobarde, al Dandy, al Negro Casas, a Héctor Garza, al Cibernético y a los TRES dinamita, Cien Caras, Mascara Año 2000 y Universo 2000!!!