24 abril, 2019

Gran duelo de pitcheo se vivió en el estadio Beto Ávila, donde cuatro brazos de los Tigres de Quintana Roo se combinaron para blanquear 1-0 a los Pericos de Puebla, en un juego definido con homerun.

Javier Solano (1-1) espació cinco sencillos en seis innings con dos tercios, cuatro ponches y una base por bolas para quedarse con la victoria; con salvamento para Josh Corrales (1); mientras la derrota fue de Mauricio Lara (0-3) en trabajo de cinco entradas, cinco imparables, cuatro abanicados y dos caminados.

El cero en el score se rompió en el cierre de la quinta entrada, con cuadrangular solitario de Frank Díaz (2) por el izquierdo, dándole la ventaja definitiva a los Tigres.