17 marzo, 2020

Mientras que el empresario y dueño del extinto Veracruz se agarra con la FMF, Kuri recibe en su oficina cada una de las demandas que el personal administrativo e integrantes del equipo le han levantado por incumplimiento de pagos y despido injustificado. 

Por otra parte, el área jurídica de la Federación Mexicana de Futbol no ha resuelto el tema de los pagos a la gente que metió sus controversias a finales del año pasado.

Se supone que los que demandan su pago son dos grupos, entre jugadores y demás integrantes del Veracruz: los que metieron su controversia en tiempo y forma y los que la ingresaron a destiempo.

Este organismo se escuda en que la Afianzadora Sofimex, S.A. no le responde y que no se han elaborado completamente los expedientes de cobro. Fidel Kuri tiene que empezar a darle prioridad a sus asuntos y olvidarse de pelear con la FMF, un monstruo que seguramente se lo comerá tarde o temprano.