Pep

25 marzo, 2020

El Manchester City fue sancionado durante dos años sin poder competir en la Champions League, así como condenado a pagar una multa de 30 millones de euros, por incumplir las normas del Fair Play Financiero. Sin embargo, el club anunció hace tiempo que apelarán para intentar que dicha sanción pueda aplazarse al menos de manera cautelar

Pero al parecer, el equipo que dirige Pep Guardiola tiene al enemigo en casa, y es que según publica Daily Mail, ocho de los diez equipos que actualmente están en la mitad alta de la clasificación, se han unido para impedir que apelen.

Liverpool, Leicester City, Chelsea, Manchester United, Wolverhampton, Tottenham, Arsenal y Burnley han escrito una carta por separado al mismo despacho de abogados para que le hagan llegar al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) una petición conjunta con el objetivo de que no consigan dicha apelación.