6 abril, 2020

Damián llegó con seis años a la ciudad de México, el sueño de ser futbolista lo llevó a jugar en Independiente, en su natal argentina. Cumplió el proceso Sub 17 con Argentina y se quedó a un paso de ir al mundial de Egipto 1997. Avellaneda se volvió el primer club donde conseguiría ser visto por visores del Club León, mismos que lo trajeron para ser contratado.

Zamogilny cuenta que viajó con 200 dólares, esperando que en 2001 le dieran una oportunidad.

No entro en los planes de la fiera debido a la gran cantidad de extranjeros, sin muchas opciones decide jugársela en México. Con 21 años, probó suerte en el ascenso sin quedarse en un equipo, después de varios intentos terminó jugando con el Halcones de Querétaro.

Después de militar en diferentes clubes, recibió la llamada de Puebla. Con la franja logró un título de liga Ascenso y logró el Balón de Oro de la Liga MX en 2008. Jugo ya naturalizado para Tecos y Atlas.

Tomo la Asistencia Técnica del Puebla de la mano del Director Técnico Sánchez Solá. Después de no tener una buena relación con el DT, Damián tomó la decisión de hacerse a un lado y continuar su carrera como analista deportivo.

https://twitter.com/RusoZamogilny/status/1200529487928016896?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1200529487928016896&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.milenio.com%2Fdeportes%2Ffutbol%2Fruso-zamogilny-como-fue-su-llegada-al-futbol-mexicano