25 abril, 2020

“Las decisiones tomadas burdamente en torno al Ascenso MX no solo afectan a un grupo de futbolistas, también a sus familias y demás involucrados de manera indirecta en la industria, incluso a los cientos y miles de aficionados que cada partido hacen posible que el balón sigan rodando”, explicaron en un extracto.