4 mayo, 2020

Julio César Chávez se dijo arrepentido de haberse dejado llevar por el mundo de las drogas y el alcohol durante sus años en el boxeo profesional.

“Muchísima gente abusó de mí, pero no quiero decir ninguno en especial porque siempre estuve rodeado de tantas personas”, declaró en charla para El Universal Deportes.

Lo anterior viene acompañado de una revelación que ‘El César del Boxeo’ otorgó al periódico mexicano.

“Me arrepiento de haber hecho mucho daño a mi esposa, mis hijos, a mucha gente que me quería. Los lastimé. Siempre he sido una persona buena, pero la droga y el alcohol me convertían en un demonio”.