16 mayo, 2020

Tyson Fury y Deontay Wilder sigue en pie aunque no se sabe cuándo ni dónde tendrá lugar. Ya incluso se habla de Macao como posible destino, pero entre tanta incertidumbre se coló el duelo británico entre Gypsy King y Anthony Joshua. Ahora mismo sería mucho más lucrativo este combate que el primero, según los promotores Bob Arum y Eddie Hearn, pues hay varios países interesados en albergar el evento y están dispuestos a poner encima de la mesa una gran cantidad.

Para que este combate se produzca este año sería necesario convencer tanto a The Bronze Bomber como a Kubrat Pulev, que tienen sendos contratos firmados para medirse a Fury y Joshua respectivamente. Ayer The Athletics informó que desde el equipo de Wilder han solicitado 10 millones de dólares y una garantía de que Deontay se enfrentará al ganador de la pelea entre británicos, si quieren que dé un paso a un lado. Sin embargo, hoy Eddie Hearn ha dicho que este movimiento no va a fructificar y que no tienen problema en “firmar ahora la pelea para que se haga en 2021”.