18 junio, 2018

Inglaterra se impone de manera dramática en los minutos finales en su debut en la Copa del Mundo.

Todo pintaba para un encuentro perfecto a favor de los europeos. Apenas a los 10 minutos de la primera mitad el capitán Harry Kane aprovechó un rebote proveniente del guardameta africano tras un atajadón de un gran cabezazo.

Fue hasta el minuto 33, que el defensa Kyle Walker metió un codazo en el área provocando una pena máxima. Así, Túnez logró el empate a través de Ferjani Sassi.

Corrían los minutos finales del partido y de nueva cuenta Harry Kane encontró de la nada un balón que convirtió en gol al minuto 91. Para conseguir sus primeros 3 puntos de la competencia.

#JordanRobles