19 junio, 2018

Todo ha sido felicidad después del histórico triunfo ante los alemanes el pasado domingo. Hasta que FIFA amenazó con quitar esos 3 puntos conseguidos por una insólita razón.

La FIFA volvió a levantar una investigación después de que un sector de la afición mexicana regresó con el grito prohibido, el: “¡Eeeh… puto!”.

El testigo de aquel suceso fue un observador de conductas anti-discriminación que estaba presente en el partido y trabaja para la Federación Internacional Fútbol Asociación.

Como primera medida, la Federación dictaminó que a México se le aplicará una sanción económica, si el problema continúa, se recurriría a la resta de puntos.

El combinado tricolor corre el riesgo de quedarse sin unidades gracias a la posible sanción de la FIFA.