22 julio, 2018

El fútbol argentino se encuentra de luto, y es que volvió a teñirse de negro como consecuencia del asesinato de Facundo Espíndola, arquero de 25 años que hizo inferiores en River Plate y jugó tres años en Almagro, murió apuñalado tras una herida de arma blanca en el tórax.

Por el crimen hay dos detenidos y uno de ellos es un delantero del fútbol del ascenso, se trata de Nahuel Oviedo, que actualmente juega en San Telmo. El hecho ocurrió alrededor de las 6:30 de la mañana, cuando Espíndola y otro grupo de personas, entre las que habría estado Oviedo, comenzaron una pelea en la calle. Después de agarrarse a golpes, uno de los agresores sacó un cuchillo y se lo clavó a la víctima. El jugador murió casi en el acto.

Aún se desconocen los motivos de la pelea, pero todo apunta que el alcohol fue el enemigo.