30 septiembre, 2018

El clásico nacional terminó en un polémico empate 1-1.

El estadio Azteca fue el testigo de un clásico más entre el América y Guadalajara, un partido lleno de emociones en donde se juega más que tres puntos. Este domingo se esperaba un encuentro parejo por como llegaban los dos equipos, los dos eliminados de la Copa MX, en la semana previa se calentaron los ánimos con diferentes declaraciones por parte de los dos clubes.

El partido comenzó con intensidad, y se estanco en por varios minutos, al 59′ Alan Pulido abrió el marcador con un disparo cruzado después de una gran jugada en el área americanista y existe la polémica si fue o no en fuera de lugar.

El 81′ el colombiano Andrés Ibargüen empató el partido con un golazo y gracias al esfuerzo de Oribe Peralta que no dejo que el balón saliera.

Al 97′ Matheus Uribe tenía la oportunidad de oro para ganar el clásico, para tocar la gloria, pero no contaba con la astucia de que el arquero Raúl Gudiño hiciera la atajada de su vida, el portero mostró personalidad y se convirtió en el ídolo del rebaño.

América llega a 21 puntos y Guadalajara está con 15 unidades.