2 mayo, 2020

El costarricense Keylor Navas, no se quedó en París para pasar la cuarentena por el coronavirus y tomó un avión privado para volver a su país, donde ahora pretende apoyar a sus compatriotas más vulnerables.

Navas, a través de su Fundación Tiempos de Esperanza es como inició una campaña apoyada por su familia para ayudar a 450 familias en Costa Rica, con víveres y comida.

“Estamos viendo de qué forma podemos ayudar a la gente, intentar brindarles un poco de todo lo que Dios nos ha dado. En este momento es cuando nos tenemos que unir como país y mi familia y yo no queremos quedarnos de brazos cruzados en la casa, solo esperando que esto pase. A parte de ayudar con oración, estamos en disposición de colaborar en muchos sentidos”, explicó Navas en una radio local.