16 mayo, 2020

En la reanudación del fútbol alemán, los goles comenzaron a caer, sin embargo, la incógnita era conocer cómo iban a festejar los futbolistas. Ésta se respondió con algunos nuevos festejos respetando la sana distancia.

Erling Haaland anotó el primer gol en el Clásico del Rhur, entre el Borussia Dormund y el Schalke 04. Tras mover las redes festejó con un pequeño baile ‘a distancia’ de sus compañeros. El partido concluyó con un 4 a 0 a favor del Dortmund.