12 junio, 2020

Uno de los mayores logros de la selección mexicana, sino es que el más grande logro, fue el haber obtenido la medalla de oro dentro de los Juegos Olímpicos Londres 2012 tras vencer a la selección de Brasil.

Luis Fernando Tena fue el autor intelectual de ese galardón, al comandar a una selección, que combinó a la perfección experiencia y juventud, además de hambre de triunfo.

La hazaña destaca más, ya que se logró ante un conjunto brasileño que contaba entre sus filas con hombres de la talla de Neymar y Marcelo; equipo que no fue fácil enfrentar, pero que el ‘Flaco’ Tena logró descifrar para quedarse con el metal áureo.

“No podíamos dejarlos jugar; es decir, si el rival ponía dos jugadores, nosotros teníamos que poner tres; si el rival pusiera tres, nosotros teníamos que poner cuatro. En primera, con convencimiento, con mucha dinámica y con una buena coordinación”.

“No podíamos nada más estar esperando a que nos atacaran; era presionarlos. Afortunadamente, a los 40 segundos y en base a la presión, recuperamos una pelota y anotamos. Eso nos fortaleció mucho en lo anímico, sabíamos que la presión era la base táctica y que estábamos en lo correcto”, reveló en charla con José Manuel de la Torre, Miguel Herrera y Francisco Javier González.