16 junio, 2020

El Comité Ejecutivo de la UEFA tiene la última palabra, pero lo que parece claro es que las dos competencias pasarán a disputarse a partido único y en régimen de final a ocho, es decir desde cuartos de final. Estambul y Gdansk eran las ciudades anfitrionas para ambas finales y pese a que no han renunciado de manera oficial, todo hace indicar que serán Lisboa y diferentes ciudades alemanas para la segunda de las competencias. Todo ello, por supuesto, siempre y cuando la situación sanitaria del coronavirus esté bajo control. No hay cálculo alguno sobre la posible presencia de público, pero tampoco está descartado.

De esta manera, los octavos de Champions se completarán en el estadio en que correspondió en el sorteo de Nyon. Es decir, el Barcelona jugará en el Camp Nou y el Real Madrid en el Etihad. La UEFA busca impartir justicia y cree que esta es la mejor manera de hacerlo.

La idea de la UEFA, así lo va a llevar a cabo es la de disputar los cuartos en dos días para no dar excesiva ventaja a unos equipos respecto a otros. las semifinales serían el mismo día, en concreto el 19 de agosto, para el 23 tener lugar la final de la Champions más larga de la historia.