16 junio, 2020

Nada nuevo en Alemania. Vuelve a ser campeón el de siempre. Una muy ajustada victoria por 1-0 sirvió al Bayern de Múnich para hacerse con la ensaladera a falta de dos jornadas para el final de la Bundesliga. Es su octavo título consecutivo y el trigésimo de su historia prolongando, de esta manera, el reinado bávaro en la máxima competición alemana por un año más.

Quizá sea el trofeo más extraño en la centenaria historia del Bayern, pero lo que no resultó para nada raro fue el jugador que dio el título al conjunto muniqués. Lewandowski, máximo artillero del Bayern con un total de 31 goles en lo que va de campeonato, selló el triunfo por 1-0 del pentacampeón de Europa ante un Bremen que sigue sumergido en la pugna por no descender