17 junio, 2020

El Manchester City mostró su enorme superioridad futbolística y mental contra un Arsenal que está lejos de ser un club protagonista, contrario a lo que dicta su historia.

Si bien, solo fueron tres goles, pudieron ser seis sin problema. El conjunto de Pep Guardiola se agencia la segunda plaza del fútbol inglés, muy lejos del Liverpool pero con el autoestima elevada luego de ofrecer una gran forma en la reanudación de la Premier League tras el coronavirus.

La lluvia fue protagonista en el Etihad Stadium, donde la rapidez de la cancha no entonaba con el ritmo de ambos clubes luego de más de tres meses sin un partido oficial. Quien se metiera primero al encuentro.

Además, el Arsenal arrojaba un mal augurio cuando tuvo que hacer dos movimientos obligados tras las lesiones de Xhaka y Pablo Marí.