17 junio, 2020

 UEFA designó este día a Lisboa como sede de la final a ocho de la Champions League, que se jugará en el mes de agosto y cuya disputa del título se llevará a cabo el domingo 23 del mismo mes. El Atlético volverá seis años después, al estar clasificado para los cuartos de final.

Las eliminatorias de octavos de final pendientes de disputar la vuelta como son el Manchester City-Real Madrid; Barcelona-Nápoles; Bayern-Chelsea y Juventus-Olympique, tendrán lugar en los estadios de los equipos citados en primer lugar, con el objetivo de lograr un equilibrio que la crisis sanitaria mundial por la pandemia del coronavirus ha impedido.

La final de la máxima competición continental llegará con casi tres meses de retraso, pero por fin tiene un calendario, que arrancará en la segunda semana de agosto, ya que la Serie A termina el 2 de agosto e impide reiniciar antes la competencia. La sede elegida en un principio era Estambul, pero la ciudad turca decidió renunciar al tener que jugarse a puerta cerrada por culpa de la crisis sanitaria que ha sufrido todo el planeta.

Por su parte, la Europa League también cambia de sede final, dejando atrás la ciudad polaca de Gdansk y pasará a Alemania, con el mismo formato de final a ocho. En este caso, se tendrán que jugar las eliminatorias completas del Roma-Sevilla y del Inter-Getafe, así como la vuelta de las otras seis eliminatorias.