20 junio, 2020

Todo el mérito es para el entrenador Nuno Espírito Santo. Enorme lección de cómo revolucionar el partido con un par de sustituciones. Ante el ingreso de Adama Traoré y Pedro Neto todo cambió y Raúl Jiménez, de partido gris hasta ese momento, recibió un gran servicio de su mejor socio (Traoré) para enviar el esférico al fondo y celebrar su gol número 14 en la actual temporada de la Premier League.

Los Wolves consiguieron una victoria en casa del West Ham (0-2) que los acerca un escalón más a la Champions League. Neto fue quien cerró el marcador con una volea que dejó sin posibilidades a Fabianski. Al final, victoria convincente de uno de los equipos revelación del fútbol de Inglaterra.