24 junio, 2020

El Real Madrid no piensa bajarse de la cima, saben que cualquier tropiezo será aprovechado por el Barcelona. Los merengues llevan un paso perfecto en el Alfredo Di Stéfano, cancha que les ha venido de maravilla tras el regreso por el parón y ahora vencen 2-0 a un Mallorca que recibió los goles en lapsos donde lucía con mayor confianza en el terreno de juego.