15 julio, 2020

Los Wolves se van de Turf Moor con un amargo empate tras el 1-1 final en casa del Burnley en la fecha 16 de la Premier League. El gol de Raúl Jiménez hizo seguir soñando a los Lobos con la Champions League pero una mano de Matt Doherty en tiempo de compensación diluyó el festejo del equipo de Nuno Espírito Santo.

El Wolverhampton llegó al encuentro con una propuesta muy agresiva. El técnico portugués envió una tripleta ofensiva compuesta por Dani Podence, Raúl Jiménez y Diogo Jota. Sin embargo, colocó a Adama Traoré como carrilero (extremo) por derecha y Rúben Vinagre por izquierda. Además, Rúben Neves y Joao Moutinho (de vocación ofensiva) en el medio campo.