16 julio, 2020

El boleto de Cruz Azul a la final de la Copa GNP por México se imprimió con sangre y con tinta caliente, pues tras la fatídica tanda de penaltis hubo gritos que provocaron que el entrenador Ricardo Ferretti bajara del palco a la cancha para calmar los ánimos, en una noche penosa por la imagen mostrada por ambos equipos en un certamen de pretemporada en medio de la pandemia por coronavirus que vive el mundo entero.

Tras la victoria en tanda de penales de Cruz Azul en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria hubo empujones, conato de bronca y frases que dejaran caliente la rivalidad.