19 julio, 2020

El Barça dio una gran exhibición para despedirse de esta Liga que tantos problemas de cabeza ha dado a la afición azulgrana. El Alavés hizo honor a su nombre y fue un equipo de lo más deportivo. Renunció antes de empezar porque, las cosas como son, su Liga acabó el jueves en el Benito Villamarín. El sufrimiento de verse al borde del descenso y liberarse tras la victoria ante el Betis, les hizo bajar los brazos. Se presentaron al partido porque así lo marcaba el calendario de LaLiga, pero nada más.