19 julio, 2020

Luego de que el Leganés se quedará al filo de la salvación en LaLiga, el clima en el equipo es de frustración absoluta por todo el esfuerzo aplicado en el último partido ante el Real Madrid. Lágrimas, caras largas y lamentos se dibujan en los dirigidos por el mexicano Javier Aguirre, quien no queda exento de este sentimiento, al grado, incluso, de dejar abierta la posibilidad de abandonar el equipo.

“Siento que es mi despedida del Leganés. No fui capaz de cumplir el objetivo. Me sentaré a ver si quieren que continúe. ‘Siento mucho dolor por los chicos porque están destrozados. Merecimos algo más”, expuso el técnico mexicano tras al fatídico resultado de esta tarde.