24 julio, 2020

El PSG logró su decimotercera Copa de Francia gracias a una victoria frente al St-Étienne por 1-0 tras un solitario gol de Neymar. Sin embargo, el costo fue alto luego de la lesión sufrida por Mbappé por luego de una dura entrada de Perrin que le valió para ser expulsado. El joven delantero se pudo vislumbrar en muletas durante el segundo lapso.

El PSG, en la vuelta del fútbol francés después de cuatro meses de parón, se impuso con dificultad, con un escueto resultado,en un Stade de France en el que hubo 5.000 espectadores. Un triunfo cimentado en la superioridad de sus cracks, y en el hecho de que el St-Étienne jugó con 10 jugadores una hora por expulsión de Perrin tras su criminal entrada a Mbappé. Curiosamente, era la retirada del capitán de ‘Les Verts’, que se despedía del fútbol.