12 agosto, 2020

No hay duda, por eso son las noches mágicas de Champions League. El PSG y el Atalanta nos regalaron un partido lleno de emociones de principio a fin, pero desafortunadamente, el cuento de hadas que venía escribiendo el equipo de Bérgamo llegó a su fin. El conjunto parisino le arrebató el sueño de las semifinales a los italianos con una remontada épica en los últimos minutos.

El partido fue intenso de principio a fin y aunque las emociones empezaron desde temprano, lo mejor llegó en los últimos minutos. Apenas a los tres minutos, el Papu Gómez avisó en la puerta de Keylor Navas y un minuto después, Neymar falló de manera increíble en la portería de Sportiello.