12 agosto, 2020

Tigres sufrió para vencer a Puebla, tenía una ventaja de dos goles y al final el 2-1 les supo amargo, pues de tener todo para conseguir una victoria tranquila terminaron sufriendo y teniendo como héroe al arquero Nahuel Guzmán.

Los felinos tenía liquidado el partido antes del minuto 10, dos goles en la bolsa y la posesión del balón, pero un gol en contra junto con la expulsión de Carlos Salcedo terminaron por complicarle la noche a Ricardo Ferretti, quien celebró 400 partidos consecutivos de Liga MX en su tercera etapa al frente de Tigres.

Los felinos llegaron a ocho unidades para dormir como líderes generales, pero lo harán con pesadillas pues siguen sin despertar.