21 agosto, 2020

De héroe a villano. Una vez más esta historia se presenta. Diego Carlos cometió un penal en los primeros minutos del partido pero, en la parte complementaria, se alzó en plena área del Inter para realizar una milagrosa chilena que terminó siendo desviada por Romelu Lukaku para darle el título de la Europa League al Sevilla en la final ante el Inter de Milán (3-2).

El conjunto más grande de esta competición lo ha hecho de nuevo. Superó un gol de vestidor con un penalti provocado por quien a la postre se convertiría en la figura. Diego Carlos, de villano a héroe de la sexta Europa League del conjunto sevillista