5 septiembre, 2020

Tuvo que ser Kylian Mbappé. Apenas dos semanas después de caer en la final de la Champions League con el PSG frente al Bayern, el joven galo se volvió a enfundar las botas y acabó dando la victoria a Francia ante Suecia en la primera jornada del grupo de la muerte de la UEFA Nations League, que comparten junto a Portugal y Croacia.

El partido de los de Deschamps no fue brillante, pero los tres puntos volaron a París gracias a una acción individual de la perla del PSG: una veloz acción por banda izquierda le llevó a dejar sentados a sus rivales. Además, contó con la fortuna de que el balón, una vez se le iba descontrolado, rebotó en un rival y le volvió a caer en las botas. Ahí, ya delante de Olsen, no perdonó Kylian. Era el minuto 41′ y fue suficiente para sacar los tres puntos de Solna.