6 septiembre, 2020

Acompañante, relevo… ¿o competencia? Fabio Silva, la nueva perla del fútbol portugués fue fichado por el Wolverhampton en una operación que se estima en 40 millones de euros, una cantidad que supera los 38 MDE pagador por Raúl Jiménez desbancando como el fichaje más caro en la historia del club.

Raúl Jiménez había llegado a préstamo con opción de compra de parte del Benfica. Sin embargo, sus goles, asistencias y todo lo que aporta a ‘la manada’ convencieron al Wolverhampton de hacer válida la opción y terminaron pagando en abril del año pasado 38 millones de euros, una cifra que supera los 18 millones con los que los Wolves se habían hecho con los servicios de Adama Traoré y que también era una marca para un futbolista mexicano hasta la compra del Chucky Lozano por el Napoli en el verano del 2019.