16 septiembre, 2020

Gareth Bale está cerca de poner punto y final a su etapa como jugador del Real Madrid. El Tottenham de José Mourinho lo espera y las negociaciones están abiertas y con voluntad total de acuerdo. El club inglés se haría cargo del sueldo y pagaría al Real Madrid en función de una serie de bonos de juego y éxitos del equipo londinense. Los movimientos los está llegando a cabo el agente del jugador, Jonathan Barnett con Daniel Levy y los empleados del club inglés.

Bale ha cambiado de idea. Ya no le parece bien quedarse en Madrid a solo entrenar en Valdebebas (de momento al margen de sus compañeros en el gimnasio) y no jugar minuto alguno. No hay otra, más allá de continuar con su tranquila y familiar vida en Madrid, haciendo las compras en supermercado cercano a su domicilio, yendo al colegio de sus hijos o jugando al golf de vez en cuando. Se ha dado cuenta de que es un profesional del fútbol, que necesita jugar y, por fin, da el paso para dar forma a su salida del club blanco.