24 septiembre, 2020

No hubo sorpresa en la Puskas Arena de Budapest. El Bayern Munich venció al Sevilla 2-1 en Budapest, la capital de Hungría, y se quedó con la Supercopa de Europa 2020 con la presencia de algunos aficionados, que por fin volvieron a las gradas después de varios meses.

El partido comenzó con el guion esperado: El Bayern controló el balón y el Sevilla esperó, pero en un principio, el planteamiento de Julen Lopetegui rindió frutos.