30 septiembre, 2020

Renata Zarazúa vendió cara la derrota ante la ucraniana Elina Svitolina, tercera cabeza de serie de Roland Garros, y acabó cediendo por 6-3, 0-6 y 6-2 en 1 hora y 35 minutos justo en el día que cumplía 23 años. La tenista mexicana no pudo prolongar así su sueño en París.

Zarazúa entró fría en la pista central de Roland Garros, techada por la lluvia que caía sobre la capital francesa, y cedió con facilidad el primer set. “Renata ha jugado muy bien, ha dado buenos golpes y me ha obligado a arriesgar. Luego he podido recuperar el control del partido”, dijo la ucraniana.