14 octubre, 2020

Italia y Holanda inauguraron, después de su reforma, el Estadio Gewiss de Bérgamo. La renovada casa del Atalanta está situada en la zona más golpeada por el coronavirus durante la primera ola de la pandemia en el país. Un lugar simbólico en el que la ‘Azzurra’, con los 43 alcaldes de la región y con el personal sanitario invitado por la Federación italiana entre los 1.000 espectadores, separados por dos asientos, que había en el recinto, rindió homenaje a las víctimas y a las personas que luchan contra el Covid-19.

Una gran bandera de italiana cubrió una de las gradas y, tras el himno, los futbolistas se giraron para aplaudir a los espectadores… antes de batirse sobre el césped. Y en el partido, el combinado de Mancini y la ‘Oranje’ empataron quedando fuera ambas, por ahora, del final four de la Nations League.