22 octubre, 2020

El Real Madrid regresó a los entrenamientos para preparar ya el Clásico de este sábado en el Camp Nou. Todas las miradas están puestas en Sergio Ramos, que intenta llegar en las mejores condiciones posibles el duelo ante el Barça después de perderse la dura derrota ante el Shakhtar en la Champions por el fuerte golpe en la rodilla sufrido en la duelo de la última jornada de Liga ante el Cádiz.

Sergio Ramos, que ya no jugó la segunda parte ante el conjunto de Cervera, ha saltado al césped esta mañana para trabajar en solitario, con y sin balón. La idea es que mañana trabaje ya con el grupo y esté a disposición de Zidane. La duda está en saber si Ramos llegará en las mejores condiciones al choque del Camp Nou, pero en cualquier caso, ante la situación que vive el equipo tras las dos últimas derrotas, todo hace indicar que jugará salvo que suponga un gran riesgo.