23 noviembre, 2020

Sorpresa consumada. El Puebla forzó la tanda de penaltis con un gol de Santiago Ormeño en en los últimos minutos del tiempo reglamentario, para poner el 2-2 final en el Gigante de Acero. De ahí, el envión anímico que no paró.

La Franja incluso ganó el volado, con lo que se designó que cobrarían primero, cosa que no fue como pensaban, pues Javier Salas falló el primer tiro. Lo dejó en las manos de Hugo González y después, Dorlan Pabón cambió su disparo por gol, por lo que Monterrey se iba 1-0.

No obstante, Osvaldito Martínez le dio vida a Puebla, seguido de un inesperado fallo de Nico Sánchez. Posteriormente marcaron Nicolás Vikonis y Funes Mori, para que Santiago Ormeño metiera presión al chileno Vegas.

Sebastián fue detenido por el guardameta poblano y finalmente George Corral puso su disparo en el ángulo para firmar la eliminación de Monterrey con un 2-4 final en la tanda.