8 diciembre, 2020

Los Pumas aún sienten la euforia de haber comandado una voltereta histórica ante Cruz Azul, para alcanzar la final del Apertura 2020; sin embargo, su técnico, Andrés Lillini, compartió que en la charla previa al partido de vuelta no estaba la idea de anotar los cuatro goles que les dieran la clasificación.

“Fueron dos días de poco trabajo y muchas charlas para aumentar la confianza. Nunca estuvo en el discurso hacer cuatro goles, sí ganar el partido, en la ventaja íbamos a ver si nos alcanzaba o no”, dijo en entrevista con TUDN.

Por otro lado, relató cómo fue el día posterior a la ida, donde salieron con un 4-0 en contra: “El día después no hice nada con ellos, hicimos situaciones en el campo recreativos, no quería cargarlos de emociones. Cuando hay muchos errores sabes lo que pasó, esperé un día, me junté con ellos y les dije que vamos a ganar el partido, han defendido CU de buena manera, los mentalicé de ganar el partido y no del resultado. El sábado hicimos lo táctico y fue mucho de cómo iban a ser las situaciones del partido y mediante ese trabajo los noté convencidos, querían ganar y después las cosas se van dando; no soy quien tiene una varita mágica, ni tengo grandes sapiencias, lo manejé con ellos”.