10 diciembre, 2020

El delantero mexicano Raúl Jiménez fue el invitado sorpresa de la práctica de este miércoles de los Wolves de Inglaterra, a la que acudió para reencontrarse con su entrenador y compañeros tras sufrir una grave lesión en el cráneo que requirió incluso una intervención quirúrgica.

Tras abandonar el hospital el pasado domingo, el canterano del América llegó a las instalaciones de Compton Park acompañado del médico del club, lo que rompió momentáneamente el entrenamiento para abrazar y reír junto al mexicano.

Luego de presenciar una parte de la práctica de sus compañeros, Jiménez regresó a su hogar, donde aún permanecerá en recuperación durante algunas semanas, mientras los médicos evalúan y determinan la fecha de su posible regreso a los terrenos de juego.