20 diciembre, 2020

El América realizó un gran trabajo en la primera parte del duelo ante el LAFC. Se hizo de la ventaja con el gol de Sebastián Cáceres; pero Carlos Vela tiró por la borda dicho esfuerzo en el segundo tiempo con un doblete, con lo que pone al conjunto angelino en la gran final de la Liga de Campeones de la Concacaf. Un 3.1 final que da por concluido un año de fracasos para las Águilas.

Dicha situación desató un conato de bronca entre jugadores americanistas y el cuerpo técnico rival. Miguel Herrera también se vio inmiscuido en la reyerta y terminó por ser expulsado.

Lo sucedido hacía pensar en que el América saldría a manejar el partido y buscar sellar el resultado, sin embargo Carlos Vela se encargó de echar por tierra cualquier plan en los primeros dos minutos de la parte complementaria. Un error en la salida le dejó el balón a Vela, quien en contragolpe fusiló a Ochoa al 45′.

Al América poco a poco se le fueron acabando las opciones. Al 81′ sufrió la expulsión de Luis Reyes, y ya al 95′ vio concluida la obra angelina con el gol de Latif Blessing, con disparo en contragolpe por la banda derecha.

Dicho resultado pone al LAFC en la gran final de la Concachampions, en donde enfrentará el próximo martes a los Tigres de la UANL.