9 enero, 2021

Guadalajara pudo comenzar el torneo Guardianes 2021 con el pie derecho, ya que se le presentaron todas las circunstancias para superar con tranquilidad al Puebla, pero desaprovechó las ocasiones que le pudieron dar el triunfo y se resignó a sumar un punto, tras el empate a un gol en el banderazo de salida de la Liga MX, este viernes en el Estadio Cuauhtémoc.

Chivas pudo ponerse en ventaja en varias ocasiones, luego de que perdonó al menos en dos oportunidades claras. Una de ellas fue el yerro de un penal por parte de Jesús Molina, en el primer tiempo.

Al 37′, Cristian Tabó recibió la pelota completamente solo, y mandó un centro al corazón del área donde remató Santiago Ormeño de cabeza. El marcador más cercano a Ormeño era Gilberto Sepúlveda, quien reaccionó cuando ya había rematado Ormeño. El inminente gol se gritó cuando Gudiño nada pudo hacer por la pelota.

Chivas reaccionó para la segunda mitad. Apenas en el primer minuto cayó el empate. Jesús Molina presionó para ganar una pelota dividida que fue, al mismo tiempo, un servicio para Miguel Ponce. El zurdo aguantó un tiempo y sacó un disparo que sorprendió al paraguayo Antony Silva, entre poste y portero, que le dobló las manos al arquero y se fue al fondo.