21 febrero, 2021

Novak Djokovic se corona como campeón del Abierto de Australia a pesar de cientos de problemas con los que lidió en esta edición. Después de todo, sufrió una torcedura de abdomen durante una jugada en la tercera ronda del torneo y señaló que presentaba un desgarro muscular. El serbio llegó al partido del domingo habiendo cedido de antemano cinco sets en el torneo, la mayor cantidad que ha perdido rumbo a una final de un torneo major. Y enfrentaba a Daniil Medvedev, que mantenía una racha de 20 victorias consecutivas.

Sin embargo, en Melbourne Park su dominio es prácticamente total (nueve títulos obtenidos en nueve finales). Además, sigue acercándose a Roger Federer y Rafael Nadal en la tabla de posiciones en cuanto a Grand Slam ganados, ahora con un total de 18, dos menos del récord masculino que comparten estos dos rivales.

Djokovic empleó un soberbio servicio, su habitual persistencia en el peloteo y su excelente desempeño en la línea de fondo para ganar 11 de 13 games en un tramo y derrotar el domingo 7-5, 6-2, 6-2 a un frustrado Daniil Medvedev, llevándose su tercer trofeo seguido del Abierto de Australia.